Turismo León » León ciudad » La Catedral

La Catedral de León

Unas de las mejores vidrieras del mundo.

 

La Catedral de León es, sin duda, una de las catedrales góticas más hermosas de España. Construida a principios del siglo XIII y terminada en el siglo XV, presenta una gran unidad estilística, hecho poco habitual en este país, lo que la dota de una elegancia única, por lo que recibe el sobrenombre de la Pulchra Leonina.

 

Catedral de León

 

Es la más francesa de todas las catedrales góticas españolas, su planta es muy parecida a la de Reims, con tres naves que, en el crucero, se amplían a cinco, y sus sistemas de bóvedas son similares a los de Amiens y Beauvais.

 

 

Las tres fachadas de la Catedral de León exhiben una de las mejores colecciones de esculturas góticas de la península, destacando la Virgen del Dado, en el parteluz de la fachada norte, la de San Froilán, patrón de la diócesis, en la fachada sur y la Virgen Blanca, una de las esculturas más bellas del gótico. Actualmente esta escultura se sitúa en una de las capillas de la girola y se puede ver una copia en el parteluz de la fachada principal.

 

Esta fachada principal está flanqueada por dos torres de más de sesenta metros.

 

Vidrieras Catedral de Leon

Sin embargo, lo más hermoso y espectacular de la Catedral de León no son sus esculturas o su arquitectura, sino el espacio interior, en el que la luz, con diferentes tonalidades dependiendo a de la hora del día, nos envuelve.

 

Las inmensas vidrieras, una de las mejores de Europa, similares a las francesas pero más coloristas, ya que añaden al azul y el rojo habituales la gama de verdes, ocres y amarillos, convierten esta catedral en la Catedral de la luz.

 

 

También debemos destacar el Coro de la catedral, uno de los más antiguos de España, tallado por artistas flamencos en el siglo XV.

 

El claustro, de planta cuadrangular se sitúa en la zona norte del templo y enfrente de él, se Calles cerca de la Catedralencuentra la entrada al Museo, que ocupa algunas salas del recinto catedralicio. En este museo se expone piezas del propio edificio y de los diferentes pueblos de la diócesis.

 

Y como todo lugar que se precie, también tiene su leyenda, la del topillo que minaba los cimientos de la Catedral por la noche y que al final, los canteros, consiguieron atrapar y colgaron su pellejo en la Puerta de San Juan.

 

La leyenda proviene de la mala calidad de los cimientos sobre los que se asienta la Catedral ya que este solar, en el que se encontraba anteriormente la antigua catedral y, antes que ella, el palacio del rey del rey Ordoño II, se levanta sobre las antiguas termas romanas, cuyos hipocaustos aún permanecen en el subsuelo.

 

» Qué ver en León ciudad

 

 

 

 

Cerca de la Catedral :

Barrio Humedo Al lado de la Catedral

El Barrio Húmedo

El casco antiguo.

San Isidoro Basílica y colegiata

San Isidoro

Arte Románico.